Archive for enero, 2010

Mucha piedra

enero 26, 2010

“AI: En España se ha practicado un “coleccionismo casi clónico” en las últimas décadas por parte de muchos museos y centros de arte contemporáneo. ¿Esto puede haberse debido a que las instituciones están demasiado pendientes e influenciadas por el mercado y por un capitalismo museístico y global a la hora de conformar sus colecciones?

MBV: En España se ha hecho mucho énfasis en la piedra, en la construcción de edificios pero luego ha habido poco dinero, poco énfasis en los proyectos, ha habido poco pensamiento sobre cómo se estructuraban todas estas colecciones y ha habido unos ciertos modelos que se han ido imitando a lo largo de todo el territorio. Todo el mundo ha querido tener su Guggenheim, su Reina Sofía cuando lo interesante no es la homogeneidad, si no la diferencia. Lo cierto, es que en general las colecciones que hay en España son tal vez muy homogéneas, y con la vista puesta hacia el mercado o puesta en lo más canónico, más de moda. Precisamente la situación actual lo que permite y exige es la necesidad de cambiar este paradigma. El darse cuenta de que hay vida más allá del mercado, de que cada lugar tiene su especificidad. Articulando todas estas diferencias se puede hacer un conjunto poliédrico, un conjunto más complejo y un conjunto más fuerte que puede tener mucho más interés hoy en día…” (Leer completo en ArteInformado)

.

Anuncios

Con condiciones

enero 12, 2010

“Arco sí, pero con condiciones. Esa es la conclusión a la que ha llegado la mayoría de las galerías españolas seleccionadas para Arco 2010 reunidas esta mañana en asamblea para poner punto y final a los desacuerdos con el comité directivo de Ifema de las últimas semanas.

…del total de galerías reunidas, 61 votaron a favor de ir a la feria, 12 en contra y hubo dos abstenciones. Habrá, pues, Arco, aunque aún no se sabe a qué precio (y no económico)” (Leer completo en El Cultural)

.

Muchos miran pero no ven

enero 7, 2010

“El museo, antes reservado a las personas cultivadas, hoy es la meta de flujos continuos de visitantes de todas las clases sociales. Es cierto que muchos miran pero no ven, pero, a pesar de todo, reciben información sobre el arte de diferentes culturas. Además, los museos viajan, las obras de arte se desplazan. Se organizan suntuosas exposiciones sobre culturas exóticas, del Egipto faraónico a los escitas. El juego de préstamos recíprocos de obras de arte se convierte en vertiginoso, y a veces peligroso…” (Leer completo en Umberto Eco: ¿Y si el asombro llegara a su fin?)

.